Sexualidad

Sexo Oral y Sodomía: ¿Que dice la Biblia?

Escrito por Aisha

Muchas personas se han conectado a este Blog para obtener información sobre la sexualidad y las prácticas sexuales en el matrimonio e igualmente recibo preguntas por e-mail sobre este tema. El vídeo del Pastor O. Derain sobre lo que dice la Biblia referente al sexo oral y la sodomía ha suscitado bastantes comentarios.

Yo creo que estos comentarios reflejan el hecho de que muchos cristianos consideran la sexualidad como una cosa “sucia”. Asocian la sexualidad a la impureza. Muchos experimentan vergüenza al hablar de la sexualidad.

La Sodomía

La sexualidad es un sujeto  a veces tabú. Por tanto, Dios ha creado la sexualidad y es algo bonito,  bueno y de mucha utilidad dentro del matrimonio entre un hombre y una mujer. La Biblia nos enseña claramente que la impureza, las relaciones sexuales fuera del matrimonio no hacen parte de la culturales del Reino de Dios (Efesios 5:3). En lo que concierne a la práctica de la sodomía, la Biblia es muy clara.

“ No te acostarás con un hombre como te acuestas con una mujer. Es una abominación. (Levítico 18:22)

Los hombres de Sodomía (de dónde viene la palabra sodomía) vivían en un extremo libertinaje y hacían todo lo que no le gustaba a Dios. Sabemos que fue su final. En fin, las relaciones sexuales entre varios no son aprobadas por Dios. Sin embargo, cada uno debe poder disfrutar en la intimidad con su marido o su mujer según la libertad a que tienen en su consciencia respecto a este sujeto.

“ No obstante, para evitar la fornicación, que cada uno tenga su mujer, y que cada mujer tenga su marido. (1 de Corintios 7:2)

Por otra parte, la naturaleza nos enseña que el cuerpo humano no ha sido hecho para adaptar el sexo anal. El tejido vaginal posee lubricantes naturales que facilitan el acto sexual. El ano, sin embargo, es un agujero de salida. No está hecho para las prácticas sexuales. Los tejidos rectales son más delicados y por consiguiente más vulnerables a los desgarramientos y a rozaduras que el tejido vaginal. Los traumatismos repetidos, el rozamiento y el estiramiento tienen como consecuencia la pérdida del tono del esfínter y la capacidad de mantener una buena hermeticidad. En consecuencia, el sexo anal conduce a la pérdida de materias fecales  pudiendo convertirse crónico. Hay también graves riesgos médicos asociados con el sexo anal, incluso un riesgo muy elevado de infecciones bacterianas y virales de la vagina, del pene, del recto y del ano. Así que no es una práctica sin consecuencias.

El sexo Oral

No hay ninguna otra precisión en la Biblia en lo que concierne a las otras prácticas. La Biblia no dice nada en relación a las posiciones. La Biblia no nos habla tampoco sobre el lugar dónde debe realizarse el acto sexual. ¡No dice que las relaciones íntimas deben tenerse siempre en la habitación conyugal! Efectivamente, se puede hacer en cualquier lugar, con la condición de respetar una cierta intimidad (evitar de exponerse a los niños inútilmente).

En lo que concierne al sexo oral, no hay ningún versículo según mi conocimiento que hable específicamente  (como sí lo vemos referente a la sodomía, que está claramente condenada en la Biblia). La Biblia nos da un principio sencillo :

Todo lo que no es fruto de una convicción de pecado. ( Romanos 14:23)

Cada uno debe escuchar lo que el Señor pone en su corazón; y el marido como la mujer deben respetar las opiniones del uno y del otro. A menudo,  muchas parejas , tienen un desfase entre los dos cónyuges : uno está muy convencido, muy cómodo con una práctica sexual y el otro menos. Si es su caso, de a su cónyuge el tiempo de progresar en sus convicciones  si él o ella no están listos para hacer lo que usted si está convencido.

¡Tenga cuidado con las motivaciones de su corazón! Muchos llegan al matrimonio, desgraciadamente contaminados por las imágenes pornográficas de las películas X y algunas revistas, y quieren reproducir absolutamente lo que han visto con sus cónyuges… ¡Tengan cuidado con las motivaciones de su corazón!

De manera general, para todo lo que usted haga en sus momentos de intimidad sexual con su marido/esposa, hágalo con amor y respeto mutuo, estando totalmente de acuerdo el uno con el otro, con el objetivo de hacerle bien al otro en prioridad, de darse a su marido/mujer.

¡Dios les bendiga!

Traducción Esther Sovran


¿Le ha gustado esta publicación? Hagan que otra persona disfrute, ¡COMPARTA! ¡Inscríbase en la mailing lista para que no se pierda  ninguna! Para inscribirse, pinche en << seguir >> y escriba su dirección email.

¡Compartir es amar!
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Partages

Dejar un comentario